sábado, 6 de diciembre de 2008

Ruth Durante

BIOGRAFIA

Ruth Durante, balcarceña y de un hogar humilde y agricultor, era de las que soñaba junto al receptor con ser actriz, y acceder a la fortuna y la bonanza económica que suponía tan sólo reservada a los comediantes.
En 1957, Radio Belgrano y la revista Radiofilm propiciaron un concurso para noveles cantantes, y Ruth, que jamás había interpretado tangos, provista de la partitura de "Bailemos", de Cholo Mammone, se presentó en la emisora para competir. El pianista Miguel Nijehnson, que probaba a los postulantes, casi la rechaza por suponer que era una profesional; pudo continuar y así llegó a las semifinales en el teatro Comedia, donde perdió en medio de una gran batahola.
Pero si bien no obtuvo el premio mayor, logró que Orestes Lacquanitti, director artístico de la radio, la propusiera para la orquesta de Héctor María Artola, compartiendo rubro con Carlos Yanel (hoy Siro San Román) y luego a la Símbola Osmar Maderna, dirigida por Aquiles Roggero, con la que grabó un inhallable "No, no llores más".
En 1971 se jugó por el cartel propio y desde entonces es solista.
Un año después se presentó en el Lincoln Center, de Nueva York, con la batuta de Mariano Mores.
De ahí en más, las grandes casas porteñas la contaron como figura: Caño 14, Relieve, Michelangelo, Karina, King y, fundamentalmente, Karim, donde se presentó durante quince años consecutivos, junto a baluartes como Aníbal Troilo, el Quinteto Real y fundamentalmente Roberto Goyeneche. Con el Polaco inauguraron la primera tanguería en Mar del Plata, y una noche en que Ruth revoleaba su larga cabellera roja, enfundada en su vestido transparente, un espectador le gritó "grande, polaca", y de ahí en más Héctor Gagliardi la bautizó así.
Ella se siente continuadora del legado de Goye, como "decidora del tango" en el énfasis de las grandes letras del género.
También resalta su condición de "cantante vedette", y el vestuario desenfadado y revisteril de escotes profundos, lentejuelas y tacos altos que lució en el teatro Maipo junto a Porcel y Nélida Roca, y luego en España, contratada por Luis César Amadori.
A raíz de su desparpajo percibe que es resistida, pero la Durante, por taurina y empecinada, persevera en el estilo y un repertorio no ortodoxo, por ejemplo, "No puedo olvidarte", de Armando Cupo, éxito de su admirado Alberto Morán .
Grabó un solo LP, hace ya 27 años, junto a Cacho Tirao, Hugo Baralis, Néstor Marconi y Omar Murtagh, entre otros, con títulos de antología. Otros matices
Su faceta dramática la condujo también al bolero _"La noche de anoche" y "Cuánto te debo" por caso; de perseverar se convertiría en una verdadera revelación_ y a páginas de otro género. Por caso, el vals peruano "Odiame", que interpreta admirablemente sentada en una banqueta junto a su fueye y una luz mortecina. Eso acontece en La Cumparsita, de Chile y Balcarce, siempre a full, mientras revolea su mano cargada de perlas y la mata rubí de su testa.
Porque la "polaca" Ruth es así, Lola Flores del dos por cuatro, vehemente y dramática como un cante jondo, que cuenta sus tangos igual a la voz de un bandoneón y entre esos pliegues guarda las plenitudes de su alma.

3 comentarios:

Alterego dijo...

Es una grande, Poco reconocida por este medio ingrato. Pero es una enorme interprete.

atilio chiesa dijo...

Ruth, la polaca, es una de las mujeres que mejor interpreta el tango, pone un sentimiento pocas veces visto. Pero ademas su figura y su encantador rostro, hacen que uno se embelese cuando la oye cantar.

atilio chiesa dijo...

Ruth, la polaca, es una de las mujeres que mejor interpreta el tango, pone un sentimiento pocas veces visto. Pero ademas su figura y su encantador rostro, hacen que uno se embelese cuando la oye cantar.